Según un último estudio realizado por YouGov, los conocidos como millennials no tienen miedo a la falta de privacidad en redes sociales. Y muestra de ello es la sobreexposición que  a veces se vuelve en su contra.

A pesar de que el uso de las redes sociales ha aumentado de forma significativa en jóvenes, la conducta de éstos no ha mejorado. Por ejemplo, solo el 42% de las personas encuestadas aseguran que únicamente aceptan en redes sociales a personas conocidas en el mundo real. Además solo el 40% configuran la privacidad de sus perfiles y el 41% comprueba quién le está pidiendo amistad antes de aceptar.

Por eso, la mayor preocupación de los padres hoy en día es la sobreexposición de sus hijos en estas redes sociales. Problema que se agrava con la vuelta a las aulas, ya que el bullying ya no solo tiene lugar en la vida real, el ciberacoso está a la orden del día.

Siguiendo algunos consejos básicos (y haciendo entender a tu hijo que es importante que los siga) podemos ahorrarnos muchos problemas:

  1. Piénsalo dos veces ¿seguro que quieres publicarlo? Si una imagen o un video es privado… ¿estás seguro que quieres publicarlo en las redes sociales? No importa que lo publiques en grupos cerrados o que solo lo envíes a algunos contactos, en el momento en el que ese contenido sale de tu Smartphone u ordenador ya has perdido el control sobre él.
  2. Cuidado con tus ciberamistades. ¿A quién aceptas en tus perfiles de redes sociales? ¿Cuántos de tus “amigos” en Facebook o Instagram son realmente amigos en la vida real? Piénsalo ¿irías a tomar café con alguien completamente desconocido a un lugar solitario? Pues a algo parecido te expones cuando aceptas la amistad de alguien a quien no conoces.
  3. Configura tu Smartphone. Nuestro teléfono va dejando datos por donde quiera que vayamos. Es importante desactivar la localización en las redes sociales, nadie tiene que saber dónde estás y en qué momento.
  4. Cuando navegues utiliza https:// y no http://. La “s” es importante, hace que la comunicación viaje encriptada y sea mucho más difícil de descifrar.
  5. Configura bien la privacidad de todas tus redes sociales. Para ello cada una proporciona una guía de privacidad que puedes consultar en las webs.
  • En Facebook ve a Configuración->Privacidad y ahí intenta que en todas las opciones ponga “Amigos”, no hagas tu vida totalmente pública.
  • En Twitter: Configuración->Seguridad y privacidad. Lo mejor es marcar las casillas de “Verificación de inicio de sesión” y “Proteger mis tweets”.
  • En Instagram ve a configuración y marca “Cuenta privada”, así solo tus amigos podrán ver tus publicaciones.
  • Snapchat es un poco más complicado ya que es una aplicación de mensajería más que una red social. Aun así lo mejor es configurarlo de la siguiente manera:

                     Verificación de inicio de sesión->Sí

                     Contactarme->Mis amigos

                     Ver mi historia->Mis amigos

Y recuerda, lo importante es concienciar a los jóvenes de la importancia de la privacidad. ¡Por una vuelta a las aulas segura!

 

20-09-2016