Ya te habremos dicho alguna vez que dentro del Marketing existen una gran variedad de ramas y hoy te hablamos del Neuromarketing. En esta rama se hacen uso de técnicas de las neurociencias donde lo que se analiza son la emoción, atención y memoria que se obtienen a través de los estímulos (ya sea de forma consciente o subconsciente).

Esto es muy utilizado en la Investigación de Mercados donde lo principal de la actividad es conocer las características de los consumidores. Y es que las personas son seres racionales lo que significaría que tienen la capacidad de saber qué es lo que quieren; sin embargo, nuestro subconsciente tiene un importante papel en la toma de decisiones y es ahí donde las marcas intentan influir en la mente.

En el siguiente artículo nos muestran claves del neuromarketing a tener en cuenta en las estrategias de contenido y poderlas hacer más eficientes:

Las emociones como medio para despertar a la mente: el cerebro se activa con emociones, positivas como negativas, con las que se despierta. Queda evidente que debería ser una emoción positiva la que despierte al cerebro y nos haga disfrutar de la experiencia que tenemos ante nosotros.

Incidir en lo visual, los estímulos visuales aportan un mejor resultado a la hora de mostrar algo a los consumidores. Por ellos no quitar importancia al uso de infografías, fotografías o vídeos.

Mostrar el contenido de forma sencilla, si el cerebro intuye algo como difícil de interpretar es más fácil que opte por no mostrarle atención y lo evite.

Despierta la familiaridad del cerebro, todo lo relacionado con la familia se ha demostrado que es un factor importante que despierta el interés del cerebro.

Esto son algunas de las claves en las que la neurociencia ayuda a que quiénes creen contenido les puedan ayudar para hacerlo más atractivo.

14-03-2018