Esta semana se celebra el Día Internacional de la Internet Segura o Safer Internet Day. Es importante concienciar de los peligros que puede albergar internet si no hacemos un uso responsable de él.

Y por eso hoy nos centramos en los más vulnerables, los niños. La nueva generación de niños son los llamados “nativos digitales”, han nacido en pleno auge de las nuevas tecnologías y aprenden a usarlas desde bebés. ¿Quién no tiene un sobrino/primo/hijo/hermano de corta edad que utiliza un Smartphone o una Tablet mejor que uno mismo? Hoy en día es raro el niño que no tiene una Tablet propia o el que no hace uso diario del Smartphone u ordenador de sus padres.

Y esto, realmente, no es malo. Lo malo es abusar de ello o hacer un uso irresponsable. Por eso son los adultos los que deben educar digitalmente a los niños y vigilar en todo momento mientras éstos hacen uso de las nuevas tecnologías. Estas son algunos consejos que todo padre debería enseñar a su hijo.

  • “No des tus datos personales a nadie”. Enséñale a tu hijo que nadie en internet necesita sus datos personales (nombre completo, edad, dirección, colegio, etc.) y si alguien les pregunta diles que os lo comuniquen de inmediato.
  • “Nunca abras un fichero que no sabes lo que es”. Indícale que jamás debe abrir nada que le llegue por e-mail sin tu permiso.
  • “No des tus claves y contraseñas a nadie, solo a tus padres”. Las claves y contraseñas de tus hijos deben ser conocidas por vosotros, recuerda que es un niño y no tiene necesidad de tener nada “bajo secreto”. Eso sí, recuérdale que jamás debe decirle sus contraseñas a nadie que no seáis vosotros.
  • “Si te molesta alguien en la red, cuéntanoslo”. Recuérdale a tu hijo que tú estás de su parte y que si hay alguien en la red que le molesta debe contártelo cuanto antes.
  • “Alguien desconocido no es tu amigo”. Enséñale que alguien que no conoce en la vida real no es su amigo y no debe bajo ningún concepto aceptarlo como tal en cualquier red social. Indícale que solo acepte peticiones de amistades de personas que conozca de su día a día.
  • “El ordenador/Smartphone/Tablet no tiene que ser una rutina diaria”. Acuerda con tu hijo un planning semanal con los momentos en los que puede acceder a internet para ocio. Por ejemplo: 20 minutos algunos días de diario y un poco más los fines de semana.

Estos son solo algunos consejos básicos pero recuerda que lo primordial es el sentido común que todos los adultos tenemos.  

07-02-2017