Entras en Facebook y en la barra de anuncios de la derecha aparece un banner con el par de zapatos que acabas de estar ojeando en una web… ¿casualidad? No, REMARKETING.

El remarketing (o retargeting, su nombre original) es una técnica avanzada de publicidad que busca llamar la atención de los usuarios que ya han mostrado interés en tu página web, pero que no han llegado a realizar ninguna conversión, ya sea compra, contacto, etc.

Para ello deberás tener una lista de cookies de quien visita tu página web y añadir etiquetas a ésta para las categorías que quieres promocionar. Por ello, cuando entramos en una página web tenemos que aceptar su política de cookies. Esa cookie es muy importante, ya que te identifica como visitante de esa web y te guarda en una lista de usuarios con unas características determinadas (lugar desde donde se visitó la página, tipo de dispositivo utilizado, edad…).

Existen tres tipos principales de remarketing:

  • Remarketing dinámico: es el favorito de las tiendas online ya que muestra en los anuncios de forma dinámica varios productos que el usuario ha visitado con anterioridad.
  • Remarketing para la Red Display: los anuncios se muestran a todos los usuarios que navegan por internet.
  • Remarketing para la Red de Búsqueda: los anuncios se muestran a los usuarios que utilicen la búsqueda en Google.

En un mundo donde cada persona puede llegar a ver unos 125 anuncios diarios, llegar a las personas adecuadas en el momento adecuado se convierte en algo importante y decisivo. Te damos 4 razones por las que deberías de empezar a utilizar el remarketing:

  • Gracias al remarketing se llega a usuarios con más probabilidad de comprar ya que éstos ya han mostrado interés en ese tipo de producto o servicio (ya sea tuyo o de tu competencia).
  • Se pueden crear listas personalizadas que se adapten a tus objetivos específicos, por ejemplo, mostrar el anuncio a usuarios que han accedido al formulario de contacto pero no les han dado a “enviar”.
  • Por ello, es un sistema muy efectivo para conseguir conversiones y el ROI (Retorno de la Inversión) es mucho mejor.
  • Tu marca conseguirá una gran visibilidad en internet.

Una forma muy efectiva de remarketing es ofrecer el mismo producto o servicio sobre el que el cliente ha estado informándose, pero esta vez ofreciéndole una oferta. Un ejemplo de proceso ideal de remarketing:

  1. Visitas una página web de viajes.
  2. Seleccionas un destino y configuras el paquete de viaje deseado (alojamiento + transporte + excursiones).
  3. Decides no contratarlo ahora y sales de la página.
  4. Entras en un blog de viajes a leer un artículo y en la derecha aparece un banner de la web que habías visitado con anterioridad, del paquete en el que estabas interesado, con una suculenta oferta (¡ahora te incluyen gratis el desayuno!).
  5. Clickeas en el anuncio y vuelves a visitar la página.
  6. Seleccionas el paquete  de nuevo y lo contratas.

Sabiendo que aproximadamente el 70% de los usuarios abandona el carrito de compra sin terminar el proceso… ¿a qué esperas para probar el remarketing? Ponte en contacto con nosotros y te informaremos sin compromiso ;) 

05-06-2015