Según un reciente estudio realizado por Incapsula (empresa de ciberseguridad), en el año 2016 los bots suponían más de la mitad del tráfico en internet, más exactamente un 51,8% de bots frente a un 48,2% de personas. Pero… ¿sabemos realmente qué es un bot y para qué sirve?

Según Wikipedia un bot es un programa informático capaz de realizar funciones automáticamente. No tienen que cometer actos ilegales necesariamente (como suele pensarse), sino que tratan de imitar acciones humanas, ejecutando respuestas y entablando un cierto nivel de interactividad.

En las redes sociales pasa lo mismo que en las páginas web, se calcula que el 15% de las cuentas registradas en Twitter no pertenecen a personas reales, sino que son robots. Y lo más curioso es que son capaces de tener comportamientos parecidos al de los humanos, de forma que la red social no los detecte y elimine las cuentas.

Normalmente los bots se clasifican en buenos (asistentes, atención al cliente, etc.) y malos (spam, visitas masivas, etc.).

Existen numerosos tipos de bots: Testing Bots (sirven para probar aplicaciones nuevas), Following Bots (sirven para seguir a otras cuentas, es decir, para aumentar el número de seguidores de una cuenta real), Traffic Bots (sirven para generar tráfico en una página web, incluso para aumentar las ganancias de una web clickeando en su publicidad), Trending Bots (hablan sobre un mismo tema para convertirlo en TT en redes sociales como Twitter), Crisis Bots (atacan o por el contrario defienden a cuentas de marcas o personas). Estos últimos sobre todo se suelen confundir con los llamados Trolls de internet, aunque estos últimos sí son personas reales y los bots no.

Uno de los mejores usos que últimamente se les da a estos bots son los llamados chat bots, aquellos que son capaces de mantener una conversación de mensajería instantánea automatizada con un usuario.

Bien es cierto que estos bots no llegan a ser asistentes virtuales. Los llamados asistentes virtuales, como las conocidas Siri y Cortana, pueden ejecutar tareas y “tomar decisiones” basándose en nuestra ubicación, hora, etc. Los bots no llegan a estos niveles.

Sobre si es legal o no, no hay nada escrito, todo va en la ética de quien lo utilice y para qué lo utilice. 

23-03-2017