El pasado octubre el Tribunal de Justicia Europeo (TJUE) invalidó el “Safe Harbour”, un acuerdo mediante el que algunas compañías estadounidenses pueden transferir a sus servidores en EEUU datos personales de los usuarios europeos. En vigencia desde el año 2000, ahora el TJUE frena estos intercambios y debe ser aprobado en cada país europeo.

Esto, que puede parecer un paso importante para la protección de la privacidad de los usuarios, es una victoria relativa. Y es que las grandes multinacionales como Facebook, Twitter y Amazon únicamente tendrán que añadir algunos párrafos en su política de términos legales. Pero las grandes perjudicadas de todo estos son las pequeñas y medianas empresas españolas. ¿Por qué? Muchas de estas Pymes contratan servicios de hosting en EEUU porque es mucho más barato que en Europa. Entonces ahora ¿qué deben hacer? Básicamente tienen dos opciones:

  • Comunicar a sus clientes que hay una trasferencia de datos personales y que éstos estén de acuerdo. MUY COMPLICADO.
  • Cambiar de proveedor de alojamiento a otro español o europeo.

Por otra parte, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha tardado en pronunciarse pero hace unas semanas lo hizo: todas las empresas españolas que utilicen plataformas digitales que realicen transferencias de datos de ciudades europeos a otros países tienen que corregirlo antes del 29 de enero. Es decir, están afectadas todas las empresas españolas que usan servicios como Dropbox, Google Drive, MailChimp, Facebook, etc. para guardar datos personales de sus clientes. 

En el siguiente link puedes consultar la nueva comunicación por parte de la AEPD http://bit.ly/1NxRiBu y si quieres saber qué hacer para cumplir con las exigencias http://bit.ly/1kc63iX

22-12-2015