Esta tecnología es una de las que más han llamado la atención y de la que se ha obtenido un gran número de servicios. Se trata de un dispositivo con capacidad de volar (sin ser tripulado) y es controlado con control remoto.

Lleva relativamente poco tiempo en el mercado pero sus posibles usos han llegado a diferentes áreas. Qué persona no se ha sorprendido de ver a estos volando en algún lugar y lo rápido que estos se mueven. Este dispositivo puede realizar tareas que las personas no puedan realizar, por su grado de peligrosidad, o que no quieran hacerlas.

Algunas de las tareas en las que se han visto implicados los drones serían:

  • Sesiones de fotografía: ya no solo tener fotografía desde la altura del fotógrafo o que este necesite de posturas peligrosas para captar una fotografía espectacular. Con la ayuda de los drones se pueden tomar fotografías sin poner en peligro al fotógrafo y se captures muy buenas instantáneas.
  • Uso en la ganadería y agricultura: gracias a estos se pueden hacer un control de los rebaños y ganada e incluso hacer medidas de las extensiones de tierra. También ayudan a realizar tareas bajo condiciones meteorológicas que podrían frenar el trabajo si se hiciera manualmente.
  • Presentes en actividades peligrosas para las personas: este dispositivo es capaz de controlar, manipular y limpiar materiales que sean nocivos o contaminantes para los seres humanos. Por ejemplo, en minas de difícil acceso o centrales nucleares. En caso de haber un accidente en estas, estos dispositivos también lograrían informar del estado y situación en la que se encuentran.
  • Entrega de envíos: algunas empresas como Amazon se encuentran en período de prueba analizando la viabilidad y posibilidad de que estos dispositivos realicen las entregas del gran número de paquetes que gestiona su tienda.
  • Búsqueda de personas desaparecidas: cuando se hacen partidas de búsqueda de una persona, ya sea en un bosque o zonas cercanas al punto de desaparición, los drones pueden ayudar con su cámara a localizar a personas con mayor rapidez.
  • Jugar: no todo tiene que ser trabajo para ellos, también podemos hacer uso personal de estos: fotografías con la familia, pasar un rato haciéndolo volar, probando todas sus capacidades, etc.

Sin embargo, otro aspecto a tener en cuenta es que su uso en España está bajo una regulación y es importante cumplirla a la hora de usarlo. En caso de ser utilizado con fines comerciales se requiere de una licencia, y si eres un particular (y tu dron no pesa más de 25kg, en caso contrario necesitas licencia) que lo posee debes tener en cuenta:

  • No pueden ser utilizados en la ciudad ni sobre una gran multitud de personas
  • No pueden usados de noche
  • Utilizarse a una distancia mínima de 8 km de un aeropuerto
  • Límite de 120 metros de altura
  • No podrás superar una distancia de 500 metros en vuelo (esto es en caso de no tener licencia)
  • No necesitarías placa identificativa, pero si eres profesional si.

Así que si te has comprado o estás pensando en comprarte un dron, es importante que busques la ley que los regula y hagas un uso adecuado de este.

20-06-2018