Bueno, no siempre es así pero Facebook ha conseguido descifrar cómo suelen comportarse dos personas en la red social antes y después de iniciar una relación.

Para ello el departamento de investigación Facebook Data Science ha estudiado a un grupo de personas anónimas que han cambiado recientemente su estado de “soltero” a “en una relación” y de personas que destacaron una fecha de aniversario como inicio de una relación.

Carlos Diuk, de Facebook Data Science, explica que se puede observar cómo los 100 días previos al inicio de la relación (unos 3 meses antes) se aumenta el número de publicaciones compartidas entre las dos personas y a partir del día de inicio de la relación estas publicaciones empiezan a disminuir. Esto se puede deber a que una vez iniciada la relación y terminado el proceso de “tonteo” la pareja pasa más tiempo juntos, pasan de tener interacción virtual a una mayor interacción física.

La verdad es que no sabemos hasta dónde pueden ser fiables estos datos ya que la gente no es muy dada a revelar su estado civil en Facebook y a veces, cuando lo hace es para hacer bromas entre sus conocidos (¿te imaginas la cara de tus familiares si de repente pones que estás casado?) pero al menos estos datos extraídos de la investigación son muy curiosos.

Otro dato que seguramente no sabías es que Facebook trabaja en un algoritmo para averiguar no sólo quién es pareja de quién en la red social, también para predecir cuándo romperán.

Jon Kleinberg, un ingeniero senior de Facebook, ha publicado un ensayo en el que explica el algoritmo que identifica a la pareja de una persona, algoritmo basado en una métrica llamada “dispersión”. Se han estudiado 1.3 millones de usuarios al azar mayores  de 20 años, que tuvieran entre 50 y 2000 amigos y que indicaran si estaban en una relación o casados.

Este algoritmo es capaz de identificar en un 60% la pareja de un usuario y cuando el algoritmo falla o no encuentra a la pareja (en el 40% de los casos) es señal de que la relación está en peligro. Técnicamente hablando, una pareja sin una dispersión del 50% es más propensa a romper en los siguientes dos meses. Otros datos que el algoritmo tiene en cuenta es el número de mensajes entre la pareja, los eventos a los que acuden juntos y el tiempo que cada uno pasa en el perfil del otro.

El algoritmo acertará o no pero lo que no se puede negar es que es curioso cuánto se puede saber de nuestras vidas a través de nuestras interacciones en las redes sociales ¡nosotros nos hemos quedado sorprendidos! 

01-04-2015