Si tienes un negocio es imprescindible estar presente en la red. Actualmente tener una página web es algo que ni siquiera hay que pensar…tu empresa tiene que estar en internet sí o sí. Pero con disponer de una web no basta, hay que tener una buena web. Lo mejor es dejarlo en manos de profesionales, porque los que somos expertos en la materia podemos hacer de un lugar web, una estupenda experiencia para el usuario.

¿Quieres saber cuáles son los 10 errores más frecuentes que se cometen en una página web? ¡Atentos!

  1. No tener un diseño adaptado a dispositivos móviles, ya sea con un diseño responsive o, en su defecto, con una versión móvil. Ya hablamos en un post anterior de la importancia que tiene el diseño responsive hoy en día, no sólo para los usuarios, también para Google.
  2. Un diseño web que no llame la atención, o lo que es lo mismo, una página web fea. Actualmente existen páginas que, quizás sólo tengan un año de vida, pero que por el diseño parece que lleva 10 años sin actualizarse. Hay que estar atento al diseño de la competencia, de páginas de nuestro sector que sepamos que funcionan bien, etc. No hay que dejar de lado el diseño, ya que es lo primero que se ve de nuestra web. Además hay que tener claro cuál es el objetivo: ¿vender? ¿informar? ¿Qué te contacten? Una vez definido, todos los elementos de la web deben ir orientados a cumplirlo.
  3. Falta de contenido. No hay que dejar de lado el contenido de la web. Hay que tener en cuenta que, la finalidad de la página es informar al posible cliente de lo que hace la empresa. Encontrar huecos en algún apartado, además de quedar feo, puede despistar al usuario. Buen contenido y bien redactado, por supuesto.
  4. No tener un dominio propio. La mejor opción con diferencia es comprar tu propio dominio (www.aquielnombredetuempresa.com), así la web será completamente tuya. En cambio, si el espacio se aloja en el proveedor de un tercero, hablamos de páginas como Wix o 1&1, nunca podrás descargarte tu página, además de no ayudar al posicionamiento.
  5. Un mal posicionamiento. Si no apareces entre los primeros resultados de Google, no existes para la mayoría del mundo. De hecho, más del 25% de las páginas webs de empresas ni siquiera existen para Google. Para el posicionamiento es imprescindible una buena optimización de la página. Actualmente el 70% de las webs no están optimizadas. Deja el trabajo en manos de profesionales y verás cómo tu posición en buscadores comienza a subir.
  6. No incluir en la página web links que dirijan a las redes sociales de la empresa. Lo ideal es incluir en un lugar visible iconos de las redes sociales disponibles y que clickeando sobre esos iconos te lleven al perfil. Como mínimo hay que disponer de Facebook y Twitter, además Google + te favorecerá para el posicionamiento. Cuidado con incluir botones de redes sociales que no tenemos activas, y que no nos dirijan a ningún sitio.
  7. No incluir una forma clara de contacto. Ya sea un número de teléfono o un e-mail. Si el usuario entra en tu página con la intención de hacer una compra o pedir más información y no encuentra forma alguna de contactar contigo, se dará por vencido, se marchará de la web y habrás perdido una venta.
  8. No disponer de personal informático. Casi la mitad de las webs sufren en algún momento un ciberataque y para ello hay que estar preparado. Si tu empresa no tiene departamento informático, la mejor opción es subcontratarlo, sólo actuará cuando sea necesario, reduciendo costes. Puedes pedirnos información sobre nuestros servicios informáticos sin compromiso alguno.
  9. No medir el rendimiento ni las visitas que recibimos en la web. Hay que saber analizar, pero también hay que saber qué hacer con esos datos, cómo sacarle el máximo rendimiento a la web. Además estos datos son muy significativo y te darán pistas de qué es lo que hay que cambiar, qué es lo que más llama la atención, etc.
  10. Páginas que desesperan y hacen perder el tiempo al usuario. Con mensajes como “bienvenido a mi página, pulse entrar” o del estilo, lo único que conseguirás es que el usuario pierda tiempo, un tiempo que ya podría estar empleando en comprar algo en tu web o en pedir información.

Y estos son los errores más frecuentes que nos encontramos día tras día en las webs que visitamos, y tú ¿Cuántos errores has detectado que tiene tu web? ¡Ponla en manos de profesionales y olvídate de problemas y errores!

 

28-01-2015