Cuando se habla acerca del marketing de guerrilla son todas las estrategias así como técnicas de marketing que se realizan a través de medios no convencionales y cuya base se fundamenta en una gran creatividad que capta la atención.

Con la presencia del mundo digital, los consumidores están bombardeados constantemente por publicidad y llamar la atención de estos es difícil. La atracción e impacto del público se convierte en una tarea que debe ser gestionada y organizada para conseguir los objetivos deseados. Una posible solución frente a esta sobreexplotación de la publicidad online es el marketing de guerrilla.

Desde su definición anterior se subraya la importancia que juega la creatividad, incluso podrá ser percibido como un elemento no publicitario. Es importante que la acción que se lleve a cabo no se hubiera hecho antes, impacte y la gente lo comparta con otros (ayudando a expandir la publicidad de manera gratuita).

Dentro del marketing de guerrilla existen una serie de técnicas que ayudan a crear ese grado de sorpresa en los clientes, algunas de esas técnicas serían:

  • Marketing Ambiental: los anuncios estarán en lugares en los que no suele haber y se aprovechan piezas del propio entorno.
  • Wild Posting: esta técnica se trata de la colocación de carteles, pegatinas u otro tipo de material impreso cuya finalidad es captar la atención en un punto concreto.
  • Marketing Alternativo: promoción de eventos que parecen no estar relacionados con la marca, es decir, un suceso indiferente a la marca se convierte en noticia y se relaciona con esta.
  • Flash Mobs: un grupo de personas se reúnen en un mismo punto para llevar a cabo una acción de persuasión. El ejemplo más claro son esos vídeos en los que se ven a un gran grupo de personas realizando una coreografía.

Porque no todo debe ser visto a través de las pantallas, y el mundo real nos ofrece un entorno perfecto para la atracción de los clientes.

03-05-2018