-->

Seguramente hayas escuchado últimamente en alguna ocasión la palabra “blockchain”, pues se trata de uno de los términos de moda del momento. Plantea ser una gran evolución tanto en economía como en otros sectores.

A groso modo podríamos verlo como una despedida a la intermediación de los bancos en la gestión de las transacciones entre usuarios, pasando el control del banco a los propios usuarios que realizan la operación. Pero como hemos dicho no es solo para ámbito económico, por lo que permite la transferencia de datos digitales de forma segura gracias a la codificación.

Un ejemplo para entenderlo:

  1. Antonio quiere hacer una transacción a la cuenta de Mónica, este movimiento lo harían entre dos bancos quiénes tendrían el control de toda la transacción.
  2. Con el blockchain la transacción podría ser de dinero o de otro tipo de producto que queramos compartir (pero nuestro ejemplo va a ser dinero).
  3. Las transacciones se convertirán en bloque y son validadas por el sistema para comprobar que son reales y no falsas. Los bloques estarán encriptados.
  4. Este bloque (de dinero) pasará de la cuenta de Antonio a la de Mónica.

En el artículo de 40 de fiebre nos explica cómo funcionaría dentro del Marketing Digital y como aprovecharlo en nuestras estrategias. Habrá más seguridad en las compras que hagamos de forma online, con productos dentro de la cadena de bloques podrá haber un seguimiento desde la fabricación hasta que llegue a su destinatario, eliminando el riesgo de que lo que estemos comprando sea una falsificación. Estaríamos ante un tipo de contrato inteligente y podría ser el fin de los trolls en internet.

Un ejemplo muy actual del Blockchain que os traemos es la presentación de Telefónica durante el Mobile World Congress de la mezcla de este concepto e Internet de las Cosas para la fabricación de vehículos. Esto sería un punto importante para la industria española pues se está llevando a cabo en la planta de Seat en Barcelona y en la de retrovisores de Ficosa en Soria. La tecnología se integraría en sensores para los camiones y diversos elementos de la cadena de producción.

Otros ejemplo visto durante este congreso ha sido la presentación de su la utilidad en la seguridad en alimentación. Ya que esta ayuda al almacenamiento de la información pudiéndola compartir, grandes empresas de alimentación como Nestle, valora las ventajas de esta tecnología. Se plantea el uso de códigos QR que al leerlos nos dan toda la información referente del producto, como donde se ha fabricado, el uso de antibióticos, etc. Sin embargo, aun se trata de un largo camino que recorrer para ver sus efectos.

Un concepto que abarcará seguramente todos los ámbitos que podamos imaginarnos y que poco a poco irá tomando su espacio.

01-03-2018