A menudo se suele hablar de los hackers despectivamente, incluso en el mundo cinematográfico se utiliza esta palabra de forma equivoca. Y es que no son de los hackers de lo que nos tenemos que preocupar en el mundo online, sino de los “crackers”. ¿Habías oído alguna vez hablar de ellos? Vamos a ver en qué se diferencian unos de otros.

Según el diccionario, un hacker es un individuo que programa de forma entusiasta y que dedica su tiempo libre de manera totalmente altruista a crear software y a distribuirlo gratuitamente simplemente para ser reconocidos en el mundo de la informática. Entre la ética hacker se encuentran principios como “toda información debería ser libre” y “es necesario promover la descentralización y desconfiar de las autoridades”. Se puede decir que un hacker usa sus conocimientos para descubrir y probar vulnerabilidades de un sistema. Sí es verdad que entran en los sistemas pero no destruye nada y cuando encuentran fallos en la seguridad de un sistema suelen comunicárselo al administrador.

Los crackers, por otra parte, son personas que rompen sistemas de seguridad informático. Usan sus conocimientos para entrar en sistemas y destruirlos o apoderarse de información (contraseñas, códigos de activación de programas…)

Los crackers pueden llegar a ser muy peligrosos para la sociedad por lo que existen condenas para los delitos informáticos que éstos cometen. Paradójicamente muchos de los crackers más famosos de la historia pasan con el paso de los años a ser hackers y aprenden a utilizar sus grandes conocimientos para beneficio de la sociedad. Estos son algunos ejemplos:

  • Robert Tappan Morris. Fue la primera persona en ser condenada por violar la Ley de Abuso y Fraude Informático de los EEUU (curiosamente es hijo de un ex jefe científico del Centro Nacional de Seguridad Informática, una división de la NSA). En el año 1988 difundió el primer gusano informático, Morris, un virus que infectó a unos 6000 servidores. Según su declaración lo hizo “para medir el tamaño de internet”. Fue condenado en mayo de 1990 a 3 años de libertad condicional, 400 horas de servicio comunitario y a pagar una multa de 10.000 dólares. Actualmente trabaja como asesor de seguridad informática y ha creado un nuevo lenguaje informático.
  • Kevin David Mitnick. Desde niño demostraba una habilidad increíble para la informática. Capaz de entrar en servidores sin autorización, de robar información, interceptar teléfonos, crear virus, etc. Llegó a sustraer información del FBI y de ordenadores militares del gobierno de EEUU, así como penetrar en los sistemas de Nokia y Motorola. Tan larga es la lista de delitos cometidos por Mitnick que fue condenado a pasar 5 años en una prisión federal y se le tenía prohibido acercarse a cualquier aparato informático por miedo a que pudiera hacer algo con él. Se le considera el criminal informático más buscado y peligroso de la historia de EEUU. Al ser liberado formó su propia consultoría de seguridad informática, Mitnick Security, y asesora en materia de seguridad a muchas grandes empresas.
  • Sven Jaschan. Condenado a 3 años de cárcel por escribir los gusanos Netsky, gusanos que causaron el 70% de la propagación de malware a través de internet durante ese año, y Sasser, que afectaba a los ordenadores con sistema Windows, cuando aún no había cumplido ni los 18 años. Para que te hagas una idea, el virus Sasser fue el culpable de que aviones se quedaran en tierra, de que muchos bancos tuvieran problemas en sus bases de datos, de que trenes dejaran de circular por varios países, en Taiwan el servicio postal quedó fuera de servicio y muchas más consecuencias. Microsoft ofreció una recompensa a quien lo delatara y fueron sus propios vecinos y compañeros de clase lo que lo hicieron. Al cumplir condena fue contratado por la empresa de seguridad Securepoint, decisión que les hizo perder algunos clientes importantes.
  • George Hotz. Llama la atención por su juventud (nació en octubre de 1989), lo que quizás le llevó a hacer algunas “travesuras” gracias a sus conocimientos informáticos. Fue el responsable de desbloquear iPhone y poder utilizarlo con otro operador que no fuera AT&T (la intención original de Apple era que sus móviles solo funcionaran con esta compañía). También entre sus hazañas está activar funciones nuevas en la PS3, lo que lo llevó ante los tribunales. En el año 2011 fue contratado por Facebook para desarrollar aplicaciones en la plataforma del iPad y el año pasado creó Towelroot, una aplicación que permite rootear dispositivos Android, lo que hizo que Google lo contratara para formar parte del Proyecto Zero (proyecto destinado a encontrar bugs por internet e informar a la empresas para que lo erradiquen en 90 días o de lo contrario lo publican en su blog para que los usuarios conozcan estos fallos de seguridad).

Si quieres ahorrarte disgustos y problemas ten siempre un buen antivirus instalado y NUNCA clickees en enlaces con nombres raros ni descargues archivos de remitentes que no conoces. Porque como dijo una vez Kevin Mitnick “los usuarios son es eslabón más débil de cualquier sistema de seguridad” y sólo tú eres el responsable de que tu ordenador esté a salvo ;) 

23-09-2015