La edad legal para poder registrar en Instagram dista mucho de la mayoría de edad. 14 son los años necesarios para poder abrir una cuenta con un usuario y contraseña, pero saltarse esta restricción es fácil, únicamente hay que mentir con el año de nacimiento.

En su propia página web, si accedemos a Condiciones, veremos una sección llamada Consejos para los padres, información útil que todo padre debería leerse antes de que su hijo se abra un perfil en la red social.

Si tienes hijos, sean de la edad que sean, tienes que saber que tarde o temprano caerán en las redes de Instagram y debes estar preparado y darle algunos consejos para que haga un buen uso de él.

  • Contraseña. Dile a tu hijo que cree una contraseña fuerte, con números, letras, mayúsculas y minúsculas… (aquí puedes leer cómo crear la contraseña perfecta). Además dile que bajo ningún concepto debe dársela a nadie que no seáis vosotros.
  • Desconocidos. Déjale claro a tu hijo que ante cualquier comentario/mensaje de un desconocido debe borrarlo inmediatamente y no contestar bajo ningún concepto. Hazle saber que jamás debe proporcionar datos personales ni quedar en la vida real con alguien al que no conocía con anterioridad.
  • Fotografías compartidas. También debes indicarle que antes de subir una foto donde aparezcan más personas debe pedir permiso a esas personas para hacerlo.
  • Fotografías inapropiadas. Habla de forma abierta sobre imágenes inapropiadas y cómo pueden dañar su imagen para siempre. Recuérdale que nunca suba fotos (propias o ajenas) que puedan ser malinterpretadas, insinuantes o que molesten a terceras personas.
  • Fotos de menores. Es muy común que los adolescentes suban fotos con primos, sobrinos, amigos, etc. más pequeños, sobre todo bebés. Indícales que no pueden hacerlo a no ser que primero pidan permiso a sus padres y éstos den el visto bueno a la fotografía.
  • Instagram Direct. Recuérdale que todo lo que comparta de forma privada mediante Instagram Direct, puede llegar a ser público si la otra persona quiere, así que deberá tener cuidado con lo que envía y a quién se lo envía.
  • Pensar antes de actuar. Invítale a que se haga tres preguntas antes de publicar una foto “¿puede disgustar a alguien de mi familia y/o amigo?” “¿puede hacerle sentir incómodo a alguien?” “¿me importaría que esta foto viera la luz dentro de unos años?”.
  • Perfil privado. Insta a tu hijo a que utilice la opción de perfil privado, así solo sus seguidores podrán ver el contenido.
  • Reaccionar ante el bullying. Conciencia a tu hijo sobre la importancia de ayudar y reaccionar ante cualquier caso de bullying, tanto en la vida real como en las redes sociales. Hazle saber que puede confiar en ti para contarte lo que sea.
  • Respeta el límite de edad. Debes avisar a tu hijo que la edad mínima para activar un perfil en Instagram es de 14 años, y que si lo hace sin llegar a esa edad estará incumpliendo las normas.
  • Y por último, recuérdale que el número de seguidores, likes, etc. es solo eso, un número, y que nadie es mejor que nadie por tener más seguidores. No es una competición, es una forma de entretenerse.

Para más información y consejos siempre puedes descargar la guía para padres sobre Instagram en su página oficial.

25-04-2017