Cuando nos vamos de vacaciones solemos ir buscando alguna red WiFi para conectarnos, sobre todo si viajamos a un país extranjero donde no podemos hacer uso de nuestros datos móviles.

Hay que saber que estas redes públicas no son seguras al 100% y que es muy sencillo interceptar los datos que se comparte a través de estas redes públicas.

Por eso si te conectas desde tu Smartphone, Tablet o portátil a una red WiFi pública sigue estos consejos.

  • Borra la red WiFi a la que te conectes. Cuando termines de usar la red WiFi pública a la que te has conectado bórrala del listado de redes.
  • Desactiva la sincronización. Asegúrate que la sincronización automática en segundo plano no está activada, de lo contrario tu agenda, calendario, correo electrónico, etc. se sincronizará estando conectado a una red pública.
  • Desactiva las conexiones. Siempre que no estés utilizando la red WiFi, el Bluetooth o el GPS desconéctalos.
  • Descárgate un antivirus. Antes de conectarte a cualquier red WiFi pública asegúrate de tener un antivirus activado.
  • Mantén actualizado tu dispositivo. El sistema operativo, los navegadores, las aplicaciones, etc. Es mejor que antes de irte de vacaciones actualices todo, así será más difícil para los cibercriminales atacar.
  • Navega por páginas con protocolo HTTPS y utiliza VPN.
  • No compartas fotos ni información personal. Si estás conectado a una red WiFi pública mejor que no compartas fotos por mensajería instantánea, e-mail, etc. ya que podrías ser fácil acceder a ellas.
  • No te conectes a cualquier red WiFi. Sabemos que a veces la desesperación por encontrar conexión a internet nos supera, pero hay que saber elegir una red que tenga un mínimo de garantías. Por ejemplo, conéctate a la red del restaurante donde estás comiendo, o a las del hotel donde te alojas (normalmente necesitarás una clave de acceso que te darán en recepción). Si son redes con sistemas de conexión con contraseñas WPA2, mejor que mejor.
  • No utilices tus datos bancarios online. Esto conlleva no comprar ni realizar ninguna acción que requiera introducir tus datos bancarios. Si es necesario hacerlo porque tengas que hacer una reserva o comprar algo indispensable, mejor que desactives el WiFi y lo hagas desde tu red de datos móviles.
  • Ordenadores públicos. Utilizar un ordenador público es algo común en algunos hoteles o cibercafés, pero si los utilizas ten cuidado de no introducir ningún dato personal ni bancario. Además si quieres conectarte a alguna red social mejor que utilices el modo incognito para que nada quede grabado y una vez que acabes cierra todas las sesiones que hayas abierto.
  • Utiliza la verificación en dos pasos. Antes de conectarte a cualquier red WiFi pública asegúrate de tener la verificación en dos pasos activada, sobre todo en Google.

Y recuerda, la red WiFi pública siempre debe ser la última opción.

11-07-2017