El mundo del Marketing Digital está lleno de siglas que pueden llegar a volvernos locos: SEO (Search Engine Optimization), SEM (Search Engine Marketing), CMS (Content Management System), CTC (Click To Call),  KPIs (Key Performance Indicator), y un largo etcétera.

Los términos más comunes y que mucha gente, aunque no esté dentro del mundillo, conoce son SEO y SEM, es decir, técnicas para el posicionamiento natural y el posicionamiento pagado en buscadores, pero… ¿sabes lo que es el SMO?

SMO son las siglas de Social Media Optimization (Optimización de los Medios Sociales), algo así como el SEO para las redes sociales. El SMO hace referencia a las acciones y estrategias que se llevan a cabo en medios sociales (marcadores, redes sociales, blogs, foros, etc.) con una finalidad publicitaria. Hoy en día es una parte muy importante del Marketing Digital ya que los beneficios en términos de tráfico y posicionamiento que aporta son muy significativos. Los Social Media Manager o Community Manager son los encargados de llevar a cabo el SMO.

El término nació en el año 2006 (cuando Facebook apenas tenía 2 años y Twitter unos meses de vida), de la mano de Rohit Bhargava, quien puso los cinco pilares del Social Media Optimization. Cinco pilares que se han ido completando de la mano de otros autores, hasta llegar a las 16 actuales reglas del SMO, que son:

  1. Incrementa la “linkeabilidad” de tu página. La mejor forma de conseguirlo es creando contenido en el blog corporativo que pueda ser de ayuda.
  2. Permite que tus contenidos se compartan. Para hacerlo más fácil incluye botones para compartir el contenido en redes sociales.
  3. Premia los Inbound Links, creando enlaces a los blogs o webs de las personas que nos enlazan.
  4. Ayuda a que tus contenidos se puedan ver en diferentes formatos.
  5. Fomenta los mashup (mezcla). Punto muy parecido al número dos, mientras más gente comparta el contenido, más personas lo verán.
  6. Sé una fuente de información, aunque no te beneficie mucho al principio. Genera contenido interesante para el sector, incluso nombra a la competencia si es necesario. Así conseguirás que los profesionales del sector acudan a tus medios sociales para estar informados.
  7. Premia a los evangelists (seguidores más participativos en tus redes sociales).
  8. ¡Participa! Demuestra que detrás de las redes sociales corporativas hay un ser humano, contesta a las preguntas e interactúa con los seguidores.
  9. Céntrate en tu público objetivo.
  10. Crea contenido.
  11. ¡Sé real! No te dediques a generar spam, la gente lo odia.
  12. ¡Sé humilde! Respeta a tus seguidores, aunque comenten con una crítica.
  13. Prueba cosas nuevas.
  14. Desarrolla una estrategia SMO, para ello es importante que tengas claros tus objetivos.
  15. Elige con criterio tus tácticas SMO.
  16. Incorpora el SMO en tus procesos. Cuando definas la estrategia, implica a los trabajadores, ellos deben ser los primeros “fans” de la empresa.

En definitiva, el SMO se trata de crear contenido propio y de calidad y distribuirlo por la red, a cuantas más personas llegue, mejor.

Si quieres conseguir una estrategia perfecta de Marketing Digital, combina SEO, SEM y SMO… ¡tú mismo comprobarás los resultados!

06-03-2015