Tanto en nuestros hogares como en la oficina, cada vez tenemos más dispositivos conectados a la misma red: ordenadores, portátiles, Smartphones, Tablets, videoconsolas, televisiones inteligentes, etc. Además, la principal característica de una conexión WiFi es poder usarla lejos del router pero cuando te alejas demasiado se suele experimentar una menor velocidad y caídas constantes. Todo esto hace que la conexión WiFi no llegue bien ni a todos los rincones ni a todos los dispositivos.

¡Si quieres tener una conexión WiFi 10 sigue estos consejos!

  1. Coloca el router en un lugar central de una habitación principal. Nada de rincones ni lugares escondidos, ya que el router funciona con ondas (sí, como las de tu teléfono móvil) por lo que cualquier obstáculo que se encuentre puede interferir en la cobertura. Además, coloca las antenas en posición vertical.
  2. Elige un lugar alto. La señal WiFi se expande hacia abajo y hacia los lados, por lo que mejor colocar el router en un lugar alto sin objetos alrededor.
  3. Aleja otros aparatos eléctricos. Un teléfono fijo, un microondas, la televisión, etc. puede influir en la cobertura por lo que mejor sitúa el router alejado de estos aparatos.
  4. Cambia de canal. Si tus vecinos usan internet propio (algo muy probable hoy en día) puede ser que estéis usando el mismo canal por lo que eligiendo un canal un poco más libre puede mejorar tu cobertura. Existen aplicaciones, como WiFi Analyzer, que proporcionan gráficos para ver qué canales se están usando. Para cambiar el canal puedes preguntar a la empresa que te suministra internet, ellos te darán las instrucciones.
  5. Hazte con un router mejor. El router que te “regale” tu operadora seguramente será de los más bajos que existan en el mercado. Para esto hay una solución fácil: compra un router nuevo y conéctalo al router de la operadora por alguno de los puertos Ethernet que tenga. Lo siguiente que tienes que hacer es desactivar la red WiFi del equipo de la operadora y activar la conexión inalámbrica del router nuevo.
  6. Si tu casa/oficina es demasiado grande, con varias plantas o los muros muy anchos lo mejor es que te hagas con un aparato que amplíe la señal. Puedes optar por un repetidor WiFi, que se conectan al router por un cable Ethernet y reenvían la señal a los dispositivos que se encuentren más alejados. Otra opción es un dispositivo PLC, que funcionan como enchufes (uno de los dispositivos se conecta al router por un cable Ethernet y otro dispositivo se enchufa en la habitación en la que queremos tener más cobertura). Con estos últimos dispositivos se consigue crear una red propia que no depende de la red WiFi original del router principal.
  7. Si después de todo esto tu conexión sigue siendo lenta, lo más seguro es que haya alguien que te esté robando WiFi. Existen programas que te indican qué dispositivos están conectados a tu red. En caso de que sea cierto que hay alguien robándote señal puedes bloquearle el acceso  desde la configuración de tu router, además de cambiar la contraseña de inmediato, utilizando una combinación de letras mayúsculas y minúsculas y números.

Esperamos que estos pasos te sean de ayuda y que puedas disfrutar de una conexión perfecta en todos los rincones de tu casa u oficina ;) 

22-03-2016