¿Sabes lo que son los beacons? Estos dispositivos han llegado para revolucionar las compras offline utilizando las nuevas tecnologías. Son al mundo real lo que las cookies son al mundo digital…hoy os explicamos en qué consiste esta tecnología y por qué puede sernos útil.

Los beacons (literalmente “baliza”) son pequeños dispositivos que emiten señales Bluetooth hasta a 50 metros de distancia. Cada beacon cuenta con una señal única que detecta dispositivos que tengan una aplicación rastreadora de señales de beacon. Tan importante se prevé que sea que Apple se ha apresurado a fabricar el suyo propio: el iBeacon.

Ventajas de los Beacons:

  • Son pequeños como una moneda, por lo que pueden ocultarse en cualquier sitio.
  • Se puede geolocalizar a los usuarios en lugares donde el GPS no puede (ascensores, edificios…).
  • Consume poca batería del Smartphone del cliente ya que utiliza la tecnología BLE (Bluetooth Low Energy).
  • La tecnología es independiente de la red de datos por lo que la podrás usar en el extranjero o cuando los megas se nos han acabado.

Un caso del uso de Beacons en un supermercado podría ser el siguiente:

  1. El cliente está paseando por el supermercado y el Beacon detecta su Smartphone, revisa sus compras que realizó en su última visita y detecta la compra de gran cantidad de carne por lo que le envía un mensaje: “Hola Alberto, ¡la carne sabe mejor con un poco de salsa y si es barbacoa mejor! Pasa por nuestra sección de salsas y llévate dos por el precio de una ¡combínalas como quieras!”
  2. El cliente se dirige a la zona de salsas y hace la compra. Cuando pasa por la zona de refrescos le llega otro mensaje “¿Qué tal una bebida refrescante para estos días tan calurosos?”
  3. Cuando el Beacon detecta al cliente saliendo por la puerta le envía otro mensaje “Gracias por confiarnos tus compras, ¡te esperamos en la próxima visita Alberto!”.

Con esto conseguimos fidelizar al cliente ya que éste se marcha contento por las ofertas que ha encontrado gracias a la aplicación. Sus posibilidades son enormes, desde ofrecer descuentos hasta información sobre una obra de arte en un museo o una receta en un supermercado.

No es lo mismo que la tecnología NFC (Near Field Comunication) ya que con esta los dispositivos tienen que estar a un máximo de 20 centímetros, el canal de comunicación no es persistente por lo que no detecta ni el movimiento ni la distancia y además los beacons son compatibles con iPhones.

La inversión en un Beacon es baja ya que no es un dispositivo caro. Lo que sí necesitamos es una App propia que los clientes descarguen y un sistema de gestión para analizar resultados y configurar el proceso de envío de mensajes. Lo mejor es contratar a una empresa que se encargue de todo ello y no tengamos que preocuparnos por nada ;)

¿A qué esperas para sacarle el máximo partido a esta nueva tecnología?

 

15-06-2015