Si algo tenían de ventajosos los dispositivos Apple era la inexistencia de virus para su sistema operativo, tanto móvil (iOS) como para ordenador (Mac OS). Pero esa ventaja ya no existe. Desde el año 2012 el número de virus para Apple se ha cuadruplicado.

Al inicio de su historia Apple se caracterizaba por su exclusividad: pocos eran los que podían permitirse tener uno de sus dispositivos, por lo para los creadores de malware no era rentable centrarse en ellos. Al fin y al cabo un virus no es más que un código ejecutable que se incrusta en un programa o archivo para propagarse como una plaga 2.0 y su objetivo es llegar al mayor número de dispositivos. Por lo cual si a mayor difusión mayor beneficio para sus creadores, era lógico pensar que a la hora de elegir entre crear malware para Windows o para OS X eligieran el que tenía mayor penetración en el mercado, es decir, Windows. Pero con los años esto ha cambiado y cada vez son más los adeptos a la manzana mordida y ahora sí es rentable crear virus para Apple.

Panda ha creado una lista con los virus más peligrosos tanto para iOS como para Mac OS. Si notas que tu iPhone o Mac comienza a funcionar de forma lenta o que consume gran parte de la CPU o de la memoria, entonces tu dispositivo seguramente se haya infectado.

Estos son los virus más peligrosos:

  • CODGOST. Llega a tu Mac por medio de descargas ilegales y roba información de éste.
  • COINTHIEF 2014. Troyano para Mac OS X que instala complementos maliciosos en el navegador y roba credenciales de sitios dedicados al intercambio de bitcoins y webs que los admiten como medio de pago.
  • IWORM 2014. Se trata de una puerta trasera en tu equipo Apple (iPhone y Mac) que permite que se instalen aplicaciones que pueden dar acceso de tus datos a terceros. Pero sobre todo se usa para conectar tu dispositivo a una red con la que hacer un ataque por Denegación de Servicios Distribuidos (DDoS).
  • JANICAB. Este malware hace pantallazos y graba audio de todo lo que ves en cualquier plataforma de vídeo por lo que puede hacerse con tus contraseñas para hacer ataques por Denegación de Servicio a otras webs.
  • KERANGER. El primero ransomware funcional para Mac OS X aparecido el año pasado. Corta el acceso a todos los datos de tu dispositivo y te pide un rescate a cambio de ellos.
  • LAOSHU. Si te llega un correo electrónico de una empresa de mensajería avisándote de una entrega fallida asegúrate de que proviene de un e-mail oficial. Si se trata de un correo falso y clickeas el enlace llegaras a una web que distingue si usas Windows o Mac y se apoderará de tu sistema operativo sea cual sea.
  • MACINSTALLER. Una de las estafas más antiguas y aun así sigue estando presente. En forma de publicidad en sitios webs te lleva a otros que son falsos y que te informa si tu ordenador tiene algún virus. Te ofrecen un supuesto antivirus gratis llamado Mac Defender pero en realidad es un malware capaz de obtener información de tus tarjetas de crédito, tus contraseñas de redes sociales, e-mail, etc.
  • MACVX. Se trata de un complemento para tu navegador que te ayuda a ver vídeos con más calidad y velocidad, pero que en realidad inunda tu navegador de anuncios. Se considera un adware y Programa Potencialmente no Deseado (PUP).
  • WIRELURKER. Detectado este mismo año y hasta ahora el más peligroso de todos los conocidos. Se propaga por USB y su peligro reside en que instala apps que parecen normales pero que estás programadas para tomar el control del iPhone o iPad.
  • YONTOO. Tras una apariencia inofensiva en forma de extensión para descargar vídeos de YouTube se esconde este malware que inyecta publicidad en tu navegador sobre sitios comprometidos.

Ya sabes, tengas Windows, Android, iOS o Mac OS ¡ten cuidado y nunca hagas click o descargues cosas que no estás seguro de cuál es su fuente!

27-10-2016