Son muchas las empresas que deciden abrir una aplicación móvil para sus negocios, y es que más del 80% de los usuarios ya navegan desde su Smartphone como primera opción. Lo primero que hay que conocer son los tres tipos de aplicaciones existentes y sus ventajas e inconvenientes. En nuestro post de hoy intentamos dar respuestas a todas las preguntas que nos surgen.

Comencemos con las APPs NATIVAS. Estas aplicaciones se desarrollan para un determinado sistema operativo. Android, iOS, Windows Phone y Blackberry OS tienen sistemas diferentes por lo que para que la aplicación pueda estar disponible en todos los Smartphones deberás tener distintas aplicaciones con diferentes lenguajes: Objective-C para iOS, Java para Android y C# y Visual Basic para Windows Phone.

  • Las ventajas de estas aplicaciones son muchas: existe la posibilidad de acceder a todas las características del móvil (cámara, GPS, contactos…), no se necesita conexión a internet para poder utilizarlas y además existe la posibilidad de envío de notificaciones a los usuarios. Además, la descarga de estas aplicaciones se realiza a través de las tiendas de aplicaciones correspondientes por lo que no hace falta mucho esfuerzo para darle visibilidad.
  • Las desventajas de esta opción son principalmente dos: tener que disponer de diferentes versiones para cada sistema operativo, además estas aplicaciones son las más complejas de desarrollar, por lo cual las más caras de realizar.

La otra opción son las APPs WEB. Las aplicaciones web se desarrollan con lenguajes conocidos como HTML5, Javascript y CSS y pueden ser utilizadas por diferentes sistemas operativos. Se accede a través de los navegadores mediante una URL y el contenido de la web se adapta a la pantalla del dispositivo.

  • La principal ventaja de esta opción es la usabilidad por diferentes sistemas operativos, no nos hace falta tener diferentes opciones. Tampoco hace falta que el usuario se descargue la última versión, por lo que todas las actualizaciones están de inmediato disponibles. Además, al ser el desarrollo más sencillo, es la opción más económica.
  • Las apps web tienen dos principales desventajas: se necesita internet para poder acceder a ellas y no se puede tener acceso a casi ninguna utilidad del hardware del dispositivo.

Como última opción y más nueva tenemos las APPs HÍBRIDAS. Estas aplicaciones son una mezcla de las dos anteriores: se desarrolla en un lenguaje utilizable por los diferentes sistemas operativos pero a la vez pueden acceder a gran parte de las prestaciones del dispositivo. Aun así, la experiencia del usuario sigue siendo mejor en una app nativa. Un ejemplo de este tipo de aplicación es Instagram. Se utiliza nativo para hacer fotografías, modificarlas y publicarlas, pero para explorar la web se utiliza una versión web móvil. Por ello podemos modificar fotografías sin tener acceso a internet pero no podemos explorar las fotografías de nuestro timeline.

¿Cuál es la que más te convence? Cada empresa es un mundo y cada opción es más adecuada según las necesidades… ¿por cuál te decides?

06-05-2015