Desde luego 10 son pocas pero bueno, tampoco queremos que estéis leyendo este post durante 45 minutos. Y es que el Social Media Marketing tiene muchas reglas que bajo ningún concepto debería saltarse ningún Community Manager. Aunque esto es como todo, las reglas están para saltárselas, pero en Social Media a veces es mejor no ser tan rebelde si no queremos meter la pata (sobre todo porque las empresas a las que representamos no son nuestras).

1. El horario es muy importante. Con las nuevas actualizaciones del algoritmo de Facebook saber a qué hora justa publicar se convierte en una de las cosas más importantes. Analiza el resultado de tus publicaciones para saber a qué hora tus seguidores están más receptivos.

2. Evita temas escabrosos. La religión y la política son temas que, a no ser que tu marca tenga una ideología muy marcada, no se debe tocar.

3. La importancia de la ortografía. Comprueba SIEMPRE SIEMPRE SIEMPRE hasta 4 veces la ortografía y la sintaxis de tus publicaciones. Te ahorrarás sustos innecesarios que pueden tener consecuencias no deseadas.

4. Mide. Para saber si tus objetivos se están cumpliendo deberías tomarte esta regla al pie de la letra. Analiza tus publicaciones en redes sociales y así podrás descubrir qué tipo prefieren tus seguidores, las mejores horas para publicar, si tu audiencia sube o baja, etc. Hay muchas herramientas para esto y además las propias redes sociales (como Twitter o Facebook) te ofrecen estos datos tan útiles.

5. No compres seguidores. Es una práctica que casi nunca da resultados. Mejor calidad que cantidad.

6. Organízate con un calendario. Aunque a veces parezca que los Community Manager son unos “cabecitas locas”, nada más lejos de la realidad. Un buen Community Manager debe ser organizado y utilizar un calendario de contenidos no le vendrá nada mal. Con esta herramienta (puedes encontrar muchas plantillas en internet) podrás organizar la frecuencia de publicaciones, los contenidos, los días y fechas señaladas, hashtags a utilizar, mejores horarios, organizar los diferentes canales de distribución, etc.

7. Participa e interactúa. Aprovecha los hashtags (aunque a priori no tenga mucho que ver con tu marca) ya que esto te permite llegar a muchísima más gente. También es importante que se mantenga una comunicación con tus seguidores. La principal queja de los usuarios de redes sociales es que las marcas no contestan (o tardan en hacerlo) a sus peticiones. Tienes que ser consciente de que las redes sociales se han convertido en el canal favorito por los usuarios para hacer uso de la atención al cliente.

8. Personaliza. Si vas a contestar a todos los usuarios con la misma respuesta, mejor que ni te molestes. A los seguidores les gusta sentirse especiales y cualquier muestra de personalización que muestres en tus respuestas y publicaciones será agradecido.

9. Rentabiliza al máximo tu blog. Y es que, como ya habrás escuchado un millón de veces: “el contenido es el rey”. Un responsable de Social Media no solo debe encargarse de las redes sociales, también de todos esos medios que aporten a estos canales, y el blog es el principal. Escribe contenido de calidad, que interese a tus seguidores y luego difúndelo en las redes sociales.

10. Trabaja a diario. Las redes sociales son como las relaciones: hay que currárselo todos los días porque en el caso contrario nuestra pareja se aburre y se va con alguien que le ofrezca más. Así somos los seres humanos y así funcionamos también en el mundo online. No vale solo con aumentar seguidores, hay que ofrecerles cada día cosas que les interese y que no les haga dejar de seguirnos.

 

Y hasta aquí nuestros consejos ¿eres un rebelde o los aplicarás? 

09-06-2016